La estatua de Hachiko es una famosa estatua de un perro que poseía la legendaria lealtad hacia su propietario. La estatua de Hachiko se ha convertido en una atracción turística popular y un lugar de encuentro. La famosa historia de Hachiko el perro, que era un macho marrón dorado Akita Inu (una raza japonesa desde las montañas del norte de Japón), empieza llegando él a la estación de Shibuya todos los días sólo para esperar el regreso de su amo el Profesor Hidesaburo Ueno. Este patrón se prolongó durante poco más de un año, hasta que un día en 1932 el profesor Hidesaburo Ueno no regresó. Había sufrido una hemorragia cerebral, mientras estaba lejos en el trabajo, y murió. Por los próximos nueve años, Hachiko siguió llegando a la estación en el momento justo que llegaba el tren que debería transportar a su amo.
hachiko-el-perro-mas-leal-de-la-historia